LAS VIEIRAS CULTIVADAS EN MAINE ESTÁN AYUDANDO A SU HÁBITAT.

LAS VIEIRAS DE MAINE. ¿Sabías que el cultivo de bivalvos es uno de los tipos de acuicultura más beneficiosos para el medio ambiente? Además de ser sostenibles, están ayudando a su hábitat. 

En JJChicolino compartimos este artículo muy interesante del periódico estadounidense The New York Times donde habla sobre las vieiras cultivadas en Maine, no solo son sostenibles, sino que están ayudando a su hábitat.  

La cría de bivalvos, junto con la cría de algas, es uno de los tipos de acuicultura más beneficiosos para el medio ambiente, ya que se considera una fuente de alimentación sin recursos porque no requiere tierra cultivable, agua dulce ni fertilizantes para cultivar proteínas. Ni siquiera es necesario alimentar a los bivalvos; el fitoplancton ya presente en el mar los mantiene.

La cría de bivalvos tampoco compromete su hábitat: De hecho, la presencia de moluscos como las vieiras, los mejillones y las ostras lo mejoran activamente al filtrar el agua y aumentar la biodiversidad.

Las vieiras pueden incluso ir un paso más allá, reforzando la población local de vieiras salvajes, algo que se ha demostrado que ocurre con las poblaciones de ostras. Y… ¿cómo ocurre esto? Pues los machos y las hembras de las vieiras liberan sus huevos y esperma en el agua y esperan encontrarse para fertilizar. La proximidad de las vieiras de acuicultura puede facilitar la fecundación, aumentando el número de embriones que salen a la deriva hacia el mar, y potencialmente dar lugar a más vieiras salvajes.

El cultivo de vieiras grandes requiere mucha mano obra. Cada vieira debe sujetarse individualmente con un cordel antes de sumergirse en el agua. Este método, llamado «colgar orejas», fue desarrollado en Japón dando como resultado bivalvos de muy alta calidad. Cabe destacar que en Estados Unidos hay solo un puñado de estas granjas ya que la mayoría están administradas por familias de pescadores de Maine. A pesar de que su número esté creciendo.

Os dejamos el artículo completo, esperamos que lo disfrutéis tanto como nosotros: Las vieiras de Maine